970×90
Recordando la “graciosa” declaración de principios de la Dictadura Cívico-Militar

Recordando la “graciosa” declaración de principios de la Dictadura Cívico-Militar

Recordando la humorística declaración de principios de la Dictadura Cívico-Militar

Introducción por GAMBA

Emplazados en un nuevo 11 de septiembre, y conociendo cómo comenzó, se desarrolló y en qué terminó la “liberación de Chile del marxismo a manos del libertador de la patria Augusto Pinochet Ugarte y los militares valuartes de la moral perdida”, (en serio ellos se vendieron de esa manera), vale la pena recordar la declaración de principios de la Junta del Gobierno Militar. Una verdadera apología a la mentira digna de ser llevada al Sernac por publicidad engañosa. Ya que por ejemplo, hablan de libertad y lo único que hicieron fue asesinar y torturar de manera sistemática para aplastarla, hablan de nacionalismo y regalaron casi todas las empresas del Estado, hablan de promover la educación y cultura siendo que lo primero que hicieron después del golpe fue ponerse a quemar libros. Mención especial a los párrafos sobre “igualdad ante la ley” y que “la ciudadanía será ampliamente informada”. Lo peor de todo es que el texto es casi de un carácter humorístico, pero pasa que como murieron, desaparecieron y fueron torturadas miles de personas para imponer un sistema económico y social que benefició sólo a unos pocos, simplemente no lo es, y más que “gracioso” resulta especialmente tétrico.

Líneas de acción de la junta de gobierno de Chile

I. Introducción:

A. Los tres últimos años incrementaron en nuestro país la más profunda crisis nacional con el derrumbe de nuestra economía, la anarquía social y el agotamiento de la institucionalidad. Además, se trató de arrastrar al país entero a la corrupción moral que ostentaba el Gobierno.  

La extrema gravedad de estas circunstancias llevó a las Fuerzas Armadas y de Orden a cumplir con los derechos y deberes constitucionales irrenunciables, e intervenir -agotadas todas las demás alternativas y ante la inminencia del colapso total- para restaurar los valores permanentes de nuestra nacionalidad.

Lograr ese nivel exige a Chile superar esta crisis y proyectarse hacia el porvenir, conforme a las ricas posibilidades de sus recursos humanos y materiales. A fin de alcanzar este gran imperativo, el Gobierno orientará su acción en un sentido humanista, para devolver a todos los chilenos la posibilidad de realizarse como personas, dentro de un marco de libertad, solidaridad y en un claro Estado de Derecho.

Su logro hace indispensable superar las posiciones divisionistas creadas por intereses políticos, económicos o sociales parciales. La imagen de un “Chile Nuevo” trascenderá los esquemas antimarxistas o anticapitalistas, en la búsqueda del camino que lo lleve a la conquista de su gran destino.

Ese camino constituye un desafío que dará forma a una sociedad donde se evidenciará la responsabilidad común de todos sus niveles en la fijación de las metas por alcanzar y en el logro de sus objetivos. Todo dentro de la armonía entre el desarrollo económico y la justicia social.

Nos proponemos un proyecto nacional para todos los chilenos, que permita una mancomunión de ideales y que haga la sociedad más justa y ecuánime.

Está nueva sociedad se caracterizará por los siguientes rasgos:

  1. Se basará en un fuerte enraizamiento histórico que cohesione y estimule los rasgos característicos del pueblo chileno y les dé una continuidad expresiva;
  2. Será una sociedad LIBRE, donde todas las personas actúen en términos reales y no sólo legales en el desarrollo de sus posibilidad personales, y encuentren en la Sociedad y el Estado el verdadero apoyo para ello;
  3. Igualitaria y fraterna, en el sentido de proporcionar a sus miembros una igualdad dinámica y convergente en términos de los valores nacionales, y
  4. Solidaria, de manera de vivir la libertad, no con un sentido individualista, sino para que cada ciudadano se sienta responsable de las necesidades y fallas del otro y comparta el buen éxito al alcanzarse los objetivos y los sacrificios que demande esa tarea.

Está nueva sociedad definirá su estructura en la nueva Constitución, para que ella crezca desde sus bases con los rasgos indicados. Desarrollará la política realista y perseverante y orientada a elevar el nivel humano de los más desposeídos, a la vez que a enseñar a toda la ciudadanía la nueva forma de entender la convivencia nacional.

II. Objetivo nacional:

A. Establecer una Democracia Social efectiva, moderna y representativa de todos los sectores ciudadanos, impregnada de un auténtico espíritu nacionalista, orientada a brindar igualdad de oportunidades a todos los chilenos, sin excepción, y a lograr el más pleno desarrollo socioeconómico.

B. Erradicar la pobreza de los sectores ciudadanos más postergados.

C. Proyectar la imagen cultural, política y económica de Chile en el continente y en el mundo, respetando su identidad histórica y con el respaldo que brindan la cooperación internacional y la integración con los países de América Latina.

   III.    Objetivos y políticas:

A. DE INTERIOR.

  1. Objetivo General

Crear las bases para el restablecimiento de una real democracia, mediante el perfeccionamiento y extensión de un sistema político que permita alcanzar una nueva sociedad, inspirada en el patriotismo, la solidaridad, la justicia y la participación responsable y eficiente de todos los chilenos en la construcción del destino nacional.

  1.         Política General

Formar una sociedad y un hombre renovados que cumplan con el Objetivo General. Ello lo concibe el Gobierno mediante el amplio ejercicio del poder con el sentido autoritario, pero en íntima relación con la invariable aplicación de una justicia ágil, apolítica, omnipresente y regeneradora en términos nacionales.

Además, por una racionalización de la Administración del Estado, moderna y funcional, depurada de todo influjo político, de manera que solo la eficiencia y un renovado y permanente espíritu de servicio sean sus rasgos distintivos.

En cuanto al Sistema Político Nacional, recrearlo con sentido de futuro, mediante la preparación de una nueva Constitución que dé la adecuada solidez democrática al Chile del porvenir. Mientras se alcanza esa situación, es necesario regular el receso político partidista, según la etapa que se viva, y desarrollar una acción de preparación cívica, especialmente al nivel de la juventud.

La Participación será el estilo que lleve a todos los chilenos a incorporarse al quehacer de los núcleos en que se desarrolla su vida en comunidad. Esta inmensa tarea debe ser promovida en forma incansable, para lo cual se coordinará la totalidad de la planificación del escalón ministerial, regional y local.

  1.         Políticas Específicas

A. Gobierno Interior

  1. La acción del Gobierno debe hacerse sentir a lo largo del país; ello requiere de una organización político-administrativa que asegure este propósito y, al mismo tiempo, otorgue atribuibles y responsabilidades a las autoridades de Gobierno Interior para que adopten resoluciones oportunas dentro de su zona jurisdiccional.
  2. La Administración Pública sirve a la ciudadanía, por lo tanto sus funcionarios serán seleccionados de acuerdo a sus capacidades, idoneidad, permanencia y eficiencia, excluyendo las influencias políticas en el desarrollo de su carrera.
  3. Todo servicio de la Administración Pública debe poseer propios escalafones, y contratar anualmente la eficiencia de los funcionarios.

     B.  Orden Interior

La seguridad de la ciudadanía, el libre ejercicio de los derechos individuales, el respeto a las leyes vigentes y la eliminación de todo intento de subvertir el orden Público, deben ser respaldados con organismos policiales dotados de personal y material adecuados para garantizar los propósitos enunciados, en cualquier parte del país que se vean amenazados.

C. Opinión Pública

  1. La ciudadanía será ampliamente informada, con veracidad y respeto a la persona, considerando los requerimientos de la seguridad interna y externa del país: estos propósitos deben ser conocidos y comprendidos por la prensa, radio, televisión y otros medios de difusión.
  2. Las organizaciones laborales y sociales que agrupan significativamente a la población deben ser empleadas para conocer las inquietudes y necesidades de la ciudadanía. Está información requiere de un organismo que la recolecte, la evalúe y la dé a conocer a los servicios responsables.
  3. Los chilenos deben adquirir conciencia de los niveles y alcances que la política partidista debe tener y cuál es el daño que provoca cuando ella se entromete en actividades de interés nacional, persiguiendo sólo fines parciales.

D. Deportes, Recreación y cultura

  1. El desarrollo racional y científico de estas actividades requiere de un sistema que dé oportunidades y facilidades a la población para su práctica masiva, con la intención de elevar los niveles de capacidad física e incrementar la cultura general.
  2. Lo anterior requiere promover el desarrollo de la infraestructura y equipamiento necesarios para obtener los objetivos deseados, los que deben lograrse con planificación centralizada y ejecución descentralizada.  

E. Servicios de Utilidad Pública (SS.UU.PP.)

  1. los pobladores de sectores suburbanos y rurales recibirán los beneficios materiales que otorga el desarrollo de los SS.UU.PP., conforme se obtengan las disponibilidades necesarias.
  2. Se debe planificar el desarrollo de los SS.UU.PP. hacia los sectores más necesitados y mantener su eficiencia en las áreas donde ha gozan de sus beneficios y ventajas.      

F. Seguridad Interior

  1. La Seguridad Nacional es de responsabilidad de cada uno y de todos los chilenos: por tanto debe inculcarse este concepto en todos los niveles socioeconómicos, a través del conocimiento concreto de las obligaciones cívicas generales y específicas en relación con el área del Interior, por el estímulo de la escala de los valores patrios; por la difusión de los alcances culturales propios en la variada gama del arte autóctono y por la orientación y comentarios permanentes de las tradiciones históricas y del tesoro a los símbolos que representan la Patria.
  2. La Unidad Nacional es un elemento básico de la Seguridad Interior: ella debe ser orientada por los intereses superiores de la Nación a través de la difusión de los objetivos nacionalistas que persigue el Gobierno y la responsabilidad que tiene cada chileno para obtenerlos. Se debe difundir ampliamente cuáles son los beneficios y significado para todo Chile del hecho de alcanzar estas metas.

B.      DE RELACIONES EXTERIORES

  1. Objetivo General

En esta materia, Chile ejercerá su política ateniéndose a las normas del Derecho Internacional y al respeto de los tratados y acuerdos internacionales vigentes, buscando proyectar la imagen cultural, económica y política de nuestra Patria, con fidelidad a nuestra identidad histórica, respetuosos de la autodeterminación los Estados y apurados en el respaldo que brindan la cooperación Internacional y la integración con los países de América Latina.

      2)  Política General

Dentro del contexto citado, Chile buscará incansablemente mantener la paz y fomentar los procesos de integración regional y subregional, seguro de ser ése el camino a que aspira nuestro pueblo y el de las naciones americanas.

      3)  Políticas Específicas

Las orientaciones generales contenidas en los párrafos precedentes deberán materializarse considerando las siguientes metas o procedimientos específicos:

A. Acción diplomática

  1. A fin de superar la desinformación de los Gobiernos y de la opinión pública mundial, el Servicio Exterior debes hacer un esfuerzo significativo tendiente a difundirlo las causas reales del fenómeno que vivió la República y la actual situación nacional.
  2. Mantendrá relaciones diplomáticas con todo aquellos Estados que garanticen el respeto recíproco a la Soberanía Nacional respectiva.

Se buscará un especial acercamiento hacia los países con los cuales existe la posibilidad de una favorable complementación económica.

  1. Concordante con la orientación anterior, Chile deberá proyectar su acción de amistad y complementación comercial -en su calidad de país marítimo continental- hacia los países caribeños del Océano Pacífico.  

B. Integración y Comercio Internacional

1) Las negociaciones referidas a la integración económica regional o subregional deberán tender a estimular nuestro desarrollo propendiendo a la sustitución de importaciones por productos nacionales; se fomentarán las exportaciones y se incrementará nuestro poder de negociación externo.

2) La vitalidad y las posibilidades potenciales del Pacto Subregional Andino hacen imprescindible que Chile participé con una dinámica que vaya a intensificar el intercambio con las naciones contratantes.

3) Se prestará especial atención a la integración económica de las zonas fronterizas y de velará por la incorporación a la actividad económica, social y cultural de la República de los sectores nacionales comprendidos en esas zonas.

C. DE ECONOMÍA

  1. Objetivo General

Alcanzar un desarrollo económico equilibrado -en un ambiente de disciplina, trabajo y justicia- mediante el incremento de la producción y la acción conjugada y armónica de los factores capital, trabajo y naturaleza.

      2) Política General

La sociedad chilena está moral y materialmente en crisis, su recuperación exige un esfuerzo colectivo simultáneo en ambos aspectos del ser nacional. La normalización, incremento y despegue económico es, en este gran proyecto, lo fundamental, porque esa situación tonificará e irradiará beneficios al resto del cuerpo social, fortificando ahora por el sentido y la práctica de los valores que el Gobierno desea revivir o recrear en él.

Tal recuperación y despegue debe lograrse impulsado el crecimiento del P.G.B. a un 6% anual como mínimo, para elevar en forma sostenida el nivel económico nacional. Con este propósito, la orientación, conducción y control de la actividad económica por el Estado, en las áreas que corresponda, debe llevar a una redistribución gradual del ingreso en función de la justicia social, al equilibrio óptimo de la Balanza de Pagos y a un control progresivo del proceso inflacionario. Todo lo anterior debe buscarse procurando el pleno empleo, a través de la movilidad laboral.

Medios importantes en esta gran tarea deben considerarse a la Inversión Nacional y Extranjera, las que se buscarán sin desmedro de la independencia, soberanía y justicia social para incrementar la producción nacional. Los términos de los acuerdos resultantes deben fundarse en las estipulaciones de los Estatutos correspondientes.

Todo el esfuerzo que estas orientaciones configuran debe tener real apoyo en una investigación científica y tecnológica de los organismos nacionales estructurada según la más moderna racionalidad. Este complemento indispensable debe organizarse de manera de permitir la expresión de la capacidad creativa y la inventiva del hombre chileno y sus intuiciones para lo cual el Estado brindará su más decidido apoyo.

Lo anterior requiere que la planificación económica contemple tres etapas: inmediata, mediata y a largo plazo.  

La necesidad de estructurar una economía eficiente obliga a considerar como fundamental la tarea de crear una legislación que dé marco sólido y estable a todas estas actividades, con sentido de futuro, de manera que la nueva institucionalidad económica con claridad y eficiencia jurídica, sin distorsiones que entraben la estructura y sus relaciones y dentro de un orden de justicia laboral.

  1.        Políticas Específicas

A. Inversiones Nacionales

  1. Las inversiones nacionales constituyen un elemento importante en nuestro desarrollo  económico que debe expresarse, entre  otros síntomas por un crecimiento real y sostenido del P.G.B. no inferior al 6% anual. Dentro de este marco general, ellas tienen especial importancia en la reactivación de la economía chilena en coyuntura y en el corto plazo.
  2. Estas circunstancias obliga a crear con urgencia las condiciones estimulen y orienten su aporte, a través de normas que precisen las reglas del juego, principalmente en orden a :
  • determinar y definir las áreas de las economía.
  • Establecer reglas antimonopólicas efectivas y controlables.
  • Modernizar las disposiciones del Código del Trabajo y de la Ley 16.455, entre las más importantes, a fin de mejorar las condiciones generales del área en términos que favorezcan la inversión, pero sin detrimento de la justicia social y laboral.
  • Estudiar y redactar en el más breve plazo el Estatuto Social de la Empresa y del Inversionista Privado Nacional, conforme a las instrucciones entregadas directamente por el Gobierno.
  • Normalizar la situación de las empresas e industrias requisadas, con proprietary, por el efecto que tiene en la productividad.
  • Establecer las reglas específicas de relación entre la banca estatal y privada siguiendo, entre otros, los siguientes criterios: neutralización de grupos de poder económico; creación de bancos de fomento e inversiones y eliminación de las funciones bancarias en organismos que las ejercen y no tienen carácter de bancos. 

     3)  A fin de fomentar la iniciativa, participación y productividad del pequeño y mediano empresario, se crearán agencias regionales.

Para leer la Declaración de principios del Gobierno de Chile pincha aquí.

Related posts

Leave a Reply