970×90
Por qué la tienda

La tienda de la MALA

Han pasado ya 6 años desde la primera edición que publicamos de revista MALA, y desde ese momento hasta la fecha hemos pasado por muchas etapas e instancias para la continuidad y mejoramiento de nuestra revista. Han sido años difíciles, entendiendo el contexto en el cual se levantan este tipo de proyectos editoriales que no dependen de grupos economicos y que se basan en la autonomía, independencia y autogestión.

Fue así, que desde el año 2015 paulatinamente fuimos encontrando una pequeña “estabilidad económica” a través de la implementación de la tienda virtual donde estampamos y elaboramos distintos tipos de productos, generados por nosotras mismas, orientados en la propaganda, estética y memoria del sector político que reivindicamos.

 

¿Cuál es la apuesta?

Es preciso entender que la mayor lucha que debe enfrentar la prensa “independiente” y verdaderamente “autónoma” es la subsistencia, por lo que debemos asumir una lucha por existir. Como en la vida diaria de cada cual, nuestra revista no está ajena a todo tipo de gastos y costos operacionales de todo tipo para poder existir y abrir un espacio liberado de contrainformación.

Inmersos en la sociedad donde nos encontramos, es imposible levantar una forma de financiamiento libre de contradicciones ideológicas. Teniendo esto como una base, hemos elegido la alternativa de trabajar paralelamente a la función de la revista, y confeccionar ciertos objetos ligados a la propaganda política cuya venta nos ha permitido obtener los recursos económicos que necesitamos sin perder ningún ápice de nuestra autonomía y sin tener que rendirle pleitesía a nada ni nadie. Nuestra apuesta ha sido trabajar, trabajar y trabajar para sacar esta revista adelante, blindar nuestra libertad y generar una estabilidad que nos permita continuar nuestro trabajo de la mejor forma posible y con la convicción de entregar como equipo lo mejor de lo nuestro.

 

¿Para qué nos ha servido la tienda?

Principalmente para ir saldando una pesada deuda arrastrada por años de imprentas y un montón de costos operacionales relacionados al trabajo que hacemos. Además, como es de público conocimiento, hemos debido enfrentar absurdos líos judiciales como ha sido la demanda de una revista ABC1 que usaba nuestro mismo nombre y que intentó a toda costa hacernos desaparecer. Aquello ha tenido un costo alto para nosotras, pero aún así prevalecimos y continuamos.

La tienda en este momento nos permite cumplir con nuestras deudas y sabemos que en el corto plazo superaremos este problema, y renaceremos para seguir mejorando nuestro trabajo y defender este espacio comunicacional.

Lo hermoso de este trabajo es que gracias al apoyo constante y la comprensión de muchísimas personas que entienden el sentido de lo que hacemos, es que la MALA puede decir con orgullo que la tienda está proporcionando una estabilidad que permite mejorar nuestro trabajo, sumar voluntades y permitir un trabajo que creemos importante para la visibilización de luchas y voces que no están en los grandes medios de masas. Además, poco a poco, avanzamos en la implementación de la MALA online que es lo que buscamos posicionar este 2017 con la ayuda de todas y todos los que creen en este proyecto y lo han apoyado hasta ahora.

¡Sigue apañando la autogestión editorial!