970×90
A 150 años: Marx más vigente que nunca

A 150 años: Marx más vigente que nunca

“El Estado es un órgano de dominación de clases, un órgano de opresión de una clase por otra, es la creación del orden que legaliza y afianza esta opresión, amortiguando la lucha de clases.”

Karl Marx y Friedrich Engels

A 150 años: Marx más vigente que nunca

Por Nathaly Jones

Karl Marx nació un 5 de mayo de 1818 en Trier. La casa en la cual nació es hoy un visitado museo que le conmemora. Trier es considerada la ciudad más antigua de Alemania, y era una de las capitales del imperio romano, cuyas imponentes ruinas son hoy un destacado atractivo turístico. Hay que decir, que por su ubicación geográfica, esta pequeña ciudad ha sido permanentemente a lo largo de su historia expuesta al conflicto franco alemán. En los tiempos cuando nació Marx, esa zona era una de las más liberales de Alemania, pero fue finalmente ocupada por Prusia, que se destacaba precisamente por su monarquismo y militarismo.

En esta zona creció Karl. Seguramente han leído que era judío. Lo que pocas veces hemos leído es que Heinrich Marx, su padre, había decidido cambiar de religión debido principalmente a la represión del Estado prusiano, siendo Karl bautizado en 1824, a la edad de 6 años, al luteranismo. Tampoco hemos leído tanto acerca de la relación de Marx con Heinrich Heine, uno de los escritores más renombrados del romanticismo, quien era su primo en tercer grado. Heinrich Heine destacó como poeta, escritor, periodista y por supuesto como revolucionario. En 1835 los escritos de Heine fueron totalmente censurados en territorio alemán. En 1843, mientras él estaba en París en el exilio, tuvieron su primer encuentro estos dos hombres. Fue allí donde comenzó una profunda amistad transformándose Heine en su indiscutido mentor, de quien reconoció haber aprendido mucho del periodismo político, de la economía política y de la filosofía.

Marx fue también un agitador que consideraba fundamental que los trabajadores participaran activamente para producir un cambio revolucionario. En 1864 Marx participó activamente en la Primera Internacional. Periodista, político, filósofo, historiador, economista. Marx logró abordar desde distintas disciplinas a lo que dedicó toda su vida: el desarrollo del socialismo científico. En 1867 publicó el primer tomo del Capital. Posteriormente, fue Friedrich Engels –su compañero entrañable- quien se encargó de publicar póstumamente los otros 3 tomos restantes.

Conocido es que Karl Marx y Mijaíl Bakunin, si bien tenían muchos puntos de encuentro, tuvieron disputas y diferencias. El conflicto original entre marxismo y anarquismo tiene que ver básicamente con las estrategias políticas y la forma organizacional. Pero es esta unión entre Marx y Bakunin, incluso sus episodios odiosos de desencuentro, lo que como anarquistas reivindicamos con esta edición especial conmemorativa a la obra de Marx. Y no se trata solamente de conmemorar la primera publicación del Capital, sino el tremendo aporte que constituye su contenido a la comprensión del sistema político social que nos somete, y las herramientas que nos dota para el análisis y para la organización revolucionaria, todo lo cual ha sido un aporte a la formación teórica y práctica de millones de militantes y combatientes alrededor del mundo.

Es fundamental considerar además que en la época de Marx no existía un desarrollo teórico tan elevado sobre el socialismo. Hasta aquí existía lo que en alemán se denominó “Frühsozialismus”, es decir, socialismo utópico o temprano, siendo el mismo Heine representante ya de estas ideas. Es gracias al gran aporte de Marx y Bakunin, que tras la Primera  internacional las diferentes corrientes del socialismo utópico se disolvieron para ya agruparse dentro de las filas del marxismo y del anarquismo. Así de importante fue la participación de ambos. Y ciertamente, el mayor aporte de Marx, por el cual es considerado uno de los hombres más influyentes de la historia, tiene que ver con su obra maestra El Capital, que es el fundamento de todo el desarrollo político e ideológico de las sociedades como las conocemos hoy en día. Impresiona la precisión de las proyecciones que contemplaba Marx en las sociedades capitalistas, y la total vigencia de su obra.

Quizás, Marx se revolcaría en su tumba, si hubiera vivido para presenciar las atrocidades del “bloque comunista”, como las atrocidades de la socialdemocracia, los lobos capitalistas en piel de oveja. No olvidemos que en las últimas décadas alrededor del mundo han sido estos los principales sepultureros del comunismo del que nos hablaba Marx.

Related posts

Leave a Reply